Translate

sábado, 6 de octubre de 2012

Porque prefiero ver a mi actor favorito en la televisión....

...y no siempre en mi ordenador.





Un sábado cualquiera abres el periódico. Es tu día de descanso y quieres amenizarlo con una buena película. La opción del DVD estará ahí siempre pero tal vez pongan algo distinto (?). Y de repente, ves una película que te llama la atención ¡Danny va salir en la tele! Y eso se convierte en doble alegría cuando ves que es un canal nacional. Es decir, lo verán en cualquier rincón del país.

Lo publicas en tu estado de Facebook, en la página, en tu Twitter, lo recomiendas a páginas de cine y series. Quieres asegurarte que todos se enteren de que esa tarde echan una peli que merece la pena ver. Te aseguras que tal noticia llegue lo más lejos posible, y gracias a las redes sociales, eso es mucho más fácil. Tal vez vean en esa película, y vean en Jack (papel encarnado por Pino), lo que una vez yo vi en Danny cuando veía Caso Abierto. Tal vez descubran a ese actor que da el 200% en cada uno de sus trabajos, que se mantiene fiel a sus principios, es auténtico y sincero, no se esconde ni tampoco aparenta lo que no es.



Llegan las 4. Enciendes la tv, y te aseguras que la película sea la que esperabas (no sería la primera vez que los periódicos se confunden o el canal cambia de programación sin previo aviso). Empiezan los créditos y aparece su nombre. Estas más emocionada que la primera vez que la viste en DVD. Tal vez te guste la peli, tal vez no y simplemente esperas que aparezca para verle. Sonríes y te hace el día especial. En este caso concreto, Flicka es una película que me encanta. Entiendo que no a todo el mundo guste, pero si te gustan los caballos y las historias de rebeldía, puede que te guste. Es entretenida, y apta para un sábado por la tarde con la familia... Y sino siempre te quedarán los preciosos paisajes de Wyoming.

Hasta altas horas de la madrugada he estado para ver un capítulo de Ley y Orden: Unidad de Victimas Especiales. El esfuerzo y espera siempre merecen la pena. Pero nunca será lo mismo que saber que puedes verlo tumbada en el sofá de tu casa a las diez de la noche y disfrutar por una hora en el cuarto de estar de tu casa de tu actor favorito.

Estas son algunas de las razones por las que prefiero a Danny Pino en mi televisor, y no siempre en mi ordenador.


English version: please click here